Contenido capazo nº 134

cabecera capazoCAPAZO Nº 134

EL TEMA DEL MES

La Unión Europea continúa siendo el principal donante de ayuda oficial al desarrollo a nivel mundial

La ayuda oficial al desarrollo (AOD) de la Unión Europea y sus Estados miembros ascendió conjuntamente a 75.200 millones de euros en 2019 (lo que equivale al 55,2 % de la ayuda mundial), según las cifras preliminares dadas a conocer por el Comité de Ayuda al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE-CAD).

La ayuda conjunta de la UE y de sus Estados miembros representó el 0,46% de la renta nacional bruta (RNB) de la UE, ligeramente por debajo del 0,47% de 2018, si bien supera de forma significativa el 0,21 % al que asciende por término medio la de los miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) no pertenecientes a la UE.

LA UE AL DÍA

CONVOCATORIAS Y PROPUESTAS

ACTIVIDADES

 


 

 

 



TEMA DEL MES

La Unión Europea continúa siendo el principal donante de ayuda oficial al desarrollo a nivel mundial

La ayuda oficial al desarrollo (AOD) de la Unión Europea y sus Estados miembros ascendió conjuntamente a 75.200 millones de euros en 2019 (lo que equivale al 55,2 % de la ayuda mundial), según las cifras preliminares dadas a conocer por el Comité de Ayuda al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE-CAD).

La ayuda conjunta de la UE y de sus Estados miembros representó el 0,46% de la renta nacional bruta (RNB) de la UE, ligeramente por debajo del 0,47% de 2018, si bien supera de forma significativa el 0,21 % al que asciende por término medio la de los miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) no pertenecientes a la UE.

En 2019, tres Estados miembros de la UE cumplieron su compromiso de destinar al menos el 0,7% de su RNB a la ayuda oficial al desarrollo: Luxemburgo, Suecia, Dinamarca y el Reino Unido.

Los Estados miembros que aumentaron la proporción AOD/RNB como mínimo en 0,01 puntos porcentuales fueron Austria, Chipre, Finlandia, Francia, Luxemburgo y Malta. Sin embargo, esta proporción disminuyó en ocho Estados miembros, concretamente en Bélgica, Estonia, Alemania, Lituania, los Países Bajos, Polonia, Portugal y Suecia.

La AOD de la EU a los países menos avanzados se ha incrementado por segundo año consecutivo, situándose en 19.800 millones de euros, es decir, el 0,125% de la RNB en 2018. En el caso de África, la AOD de la EU-28 creció un 4,3% en 2018, alcanzando los 25.000 millones de euros.

Además de la AOD, la UE está ayudando a los países socios a aprovechar al máximo las distintas fuentes de financiación disponibles con vistas al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La Unión ha contribuido decisivamente a integrar las ayudas, las inversiones, los intercambios comerciales, los recursos nacionales movilizados y las políticas específicas para explotar todo el potencial del conjunto de flujos financieros. Ha sido fundamental su actuación en relación con los marcos nacionales de financiación integrados, instrumento para financiar las prioridades nacionales y llevar a la práctica la Agenda de Acción de Adís Abeba a nivel nacional, como medio que permita diseñar estrategias de financiación del desarrollo sostenible a partir de todas las fuentes de recursos financieros. A través del Plan Europeo de Inversiones Exteriores, la UE está en vías de movilizar más de 47.000 millones de euros en inversiones de las que se beneficiarán África y los países de la vecindad. La garantía del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible desempeña, en particular, una función esencial por su capacidad para desbloquear financiación adicional destinada a los países socios. La EU también les ayuda a mejorar en lo concerniente a la recaudación de impuestos y el gasto público.

Los datos publicados se basan en la información preliminar comunicada por los Estados miembros de la UE a la OCDE, a la espera de que esta organización publique los datos definitivos en diciembre de este año. La AOD colectiva de la UE consiste en el gasto total en AOD de los Estados miembros de la UE más la AOD de las instituciones de la UE no atribuida a cada uno de los distintos Estados miembros (principalmente, recursos propios del Banco Europeo de Inversiones). El total de la UE incluye al Reino Unido, pues el periodo de referencia finaliza antes de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea, que surtió efecto el 1 de febrero de 2020.

Más información:

LA UE AL DÍA

Fondo de Solidaridad de la Unión Europea: La Comisión propone una ayuda de 279 millones de euros para Portugal, España, Italia y Austria

La Comisión Europea propone una ayuda financiera de 279 millones de euros destinada a Portugal, España, Italia y Austria para prestar apoyo a la población de varias regiones de estos cuatro países que se vieron afectadas por catástrofes naturales en 2019. Esta financiación se añade a los 800 millones de euros correspondientes a 2020 que están disponibles en el marco del Fondo de Solidaridad de la UE.

El paquete de ayuda se divide de la siguiente manera:

  • 211,7 millones de euros para Italia, que se vio afectada por fenómenos meteorológicos extremos de norte a sur a finales de octubre y en noviembre de 2019, que causaron graves daños por inundaciones y corrimientos de tierras y que culminaron en la inundación de Venecia.
  • 56,7 millones de euros para España, tras las inundaciones en las regiones de Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía en septiembre de 2019. España ya ha recibido 5,6 millones de euros como pago adelantado.
  • 8,2 millones de euros para Portugal, tras los graves daños que provocó el huracán Lorenzo en infraestructuras públicas y privadas y en la vida cotidiana de las personas, las empresas y las instituciones en octubre de 2019. Portugal ya ha recibido 821.000 euros como pago adelantado.
  • 2,3 millones de euros para Austria, tras los fenómenos meteorológicos extremos que se produjeron en noviembre de 2019, cuando las zonas sudoccidentales de Austria sufrieron graves inundaciones, en particular en Carintia y Tirol del Este.

Es necesario que el Parlamento Europeo y el Consejo aprueben esta propuesta de ayuda a Portugal, España, Italia y Austria con cargo al Fondo de Solidaridad de la UE. Una vez que se haya aprobado la propuesta de la Comisión, se podrá desembolsar la ayuda financiera.

El Fondo de Solidaridad de la Unión Europea (FSUE) se creó tras las graves inundaciones acaecidas en Europa Central en el verano de 2002. Desde entonces, se ha recurrido a él como consecuencia de ochenta y ocho catástrofes de muy diversos tipos, como inundaciones, incendios forestales, terremotos, tormentas y sequías. Hasta la fecha han recibido apoyo veinticuatro países europeos, por un importe de más de 5.500 millones de euros. Además de su utilización tras catástrofes naturales, desde el 1 de abril de 2020 se ha ampliado el ámbito de intervención del Fondo, como parte de la Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus, a fin de incluir también la ayuda en caso de emergencias de salud pública, como la actual pandemia de coronavirus.

Los Estados miembros afectados por una catástrofe natural pueden solicitar distintos tipos de ayuda de la UE a corto y largo plazo. El Mecanismo de Protección Civil de la Unión puede ser activado por cualquier Estado miembro durante una crisis. Para reforzar la respuesta inmediata de la UE a las crisis, esta adoptó un nuevo sistema, denominado rescEU, en marzo de 2019. A través de rescEU se establece una nueva reserva europea de capacidades, que incluye aviones y helicópteros de extinción de incendios.

Más información:

 


La Comisión aprueba el segundo régimen marco español para respaldar a la economía en el contexto de la pandemia de coronavirus

La Comisión Europea ha aprobado el segundo régimen marco para respaldar a la economía española en el contexto de la pandemia de coronavirus. El régimen fue aprobado en virtud del Marco Temporal relativo a las ayudas estatales, adoptado por la Comisión el 19 de marzo de 2020, y modificado el 3 de abril de 2020.

Tras la aprobación por la Comisión de un primer régimen marco español el 2 de abril, España notificó a la Comisión, en virtud del Marco Temporal, un segundo Marco Temporal Nacional aplicable a las ayudas estatales destinadas a apoyar a las empresas afectadas por la pandemia de coronavirus.

La medida permite la concesión de ayudas a la luz de las modificaciones del Marco Temporal aprobadas por la Comisión el 3 de abril de 2020. Más concretamente, en el marco de este segundo régimen marco, puede concederse apoyo público en forma de i) ayuda para la investigación y desarrollo y relacionada con el coronavirus, incluidos proyectos dotados del Sello de Excelencia concerniente al coronavirus seleccionados en el marco de Horizonte 2020; ii) ayuda a la inversión destinada a las infraestructuras de ensayo y ampliación de escala; iii) ayuda a la inversión para la producción de productos relacionados con el coronavirus; iv) ayuda en forma de aplazamientos del pago de impuestos o cotizaciones a la seguridad social; y v) ayuda en forma de subsidios salariales para los empleados a fin de evitar las reducciones de plantilla durante la pandemia de coronavirus.

La medida notificada amplía asimismo las modalidades de ayuda que puede concederse en virtud del primer Marco Temporal Nacional aprobado por la Comisión el 2 de abril, ya que también puede otorgarse apoyo en forma de garantías, bonificaciones de los tipos de interés, así como capital por un importe nominal de hasta 100.000 euros a una empresa activa en el sector agrícola primario, hasta 120.000 euros a una empresa activa en el sector de la pesca y la acuicultura y hasta 800.000 euros a una empresa activa en todos los demás sectores.

La medida permite la concesión de ayudas por parte de las autoridades españolas a todos los niveles, incluidas las administraciones centrales, autonómicas y locales. Se dirige a las pymes y las grandes empresas y es aplicable en todo el territorio español.

La Comisión ha considerado que la medida española se ajusta a las condiciones establecidas en el Marco Temporal. En particular, la ayuda cubrirá una parte significativa de los costes de inversión necesarios para el desarrollo y el ensayo (hasta el primer despliegue previo a la producción en masa) de productos y tratamientos innovadores relacionados con el coronavirus, así como los costes de inversión para la producción de productos innovadores relacionados con el coronavirus. España velará por que las normas sobre acumulación de ayudas sean respetadas en todas las medidas en virtud del Marco Temporal y por todas las autoridades responsables de la concesión. Además, solo puede concederse ayuda en el marco de la medida a empresas que no estaban en crisis el 31 de diciembre de 2019. Por último, las ayudas solo pueden concederse hasta el final de este año.

La Comisión ha concluido que el régimen español es necesario, adecuado y proporcionado para poner remedio a una grave perturbación en la economía de un Estado miembro y para contribuir a la lucha contra la crisis sanitaria, en consonancia con el artículo 107, apartado 3, letras b) y c), del TFUE y las condiciones establecidas en el Marco Temporal.

Sobre esta base, la Comisión ha aprobado las medidas en virtud de las normas de la UE en materia de ayudas estatales.

Más información:

  • Puede encontrar aquí más información sobre el Marco Temporal y otras medidas adoptadas por la Comisión para abordar el impacto económico de la pandemia de coronavirus.

 

 


La UE pone en marcha un nuevo proyecto piloto de 50 millones de euros para desarrollar las capacidades y la educación en toda Europa

El Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y la Comisión Europea van a poner en marcha un nuevo mecanismo de garantía piloto destinado a mejorar el acceso a la financiación para las personas y las organizaciones que deseen invertir en capacidades y educación. El proyecto piloto de 50 millones de euros apoyará la financiación destinada a estudiantes y aprendices, empresas que inviertan en la mejora de las capacidades de sus empleados, y organizaciones dedicadas a la educación y la formación.

El proyecto piloto de garantía para capacidades y educación es una nueva iniciativa de financiación de la deuda destinada a estimular las inversiones en educación, formación y capacidades; forma parte de la solución que permitirá aumentar el empleo y responder a las necesidades, en constante cambio, de la economía europea. Esta iniciativa es especialmente importante en la difícil situación económica a la que se enfrentan en la actualidad las empresas y los ciudadanos europeos debido a la pandemia de coronavirus. Prestará apoyo a empresas y estudiantes durante la crisis y después de ella, a fin de garantizar que Europa pueda innovar y mantenerse al timón de los avances tecnológicos mundiales, impulsar la economía del conocimiento y acelerar la recuperación económica.

En su fase experimental, el proyecto piloto de garantía para capacidades y educación aportará una garantía de la UE de hasta 50 millones de euros, respaldada por el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE), que generará financiación de la deuda para proyectos de capacidades y educación en Europa, con el objetivo de movilizar una financiación total superior a 200 millones de euros. Las instituciones financieras o los proveedores de educación y formación interesados pueden solicitar ser intermediarios financieros y participar en el sistema respondiendo a la convocatoria abierta de manifestaciones de interés publicada por el FEI. Este mismo Fondo gestiona la selección de los intermediarios financieros.

El FEI aportará una garantía (o contragarantía) de carácter gratuito, con la primera pérdida como límite máximo, a intermediarios financieros seleccionados que estén generando nuevas carteras de financiación de deuda para estudiantes y empresas. Los estudiantes y las empresas que cumplan los requisitos podrán acceder a diferentes tipos de financiación garantizada por la UE (por ejemplo, préstamos, pagos diferidos, préstamos vinculados a los ingresos, etc.) a través de intermediarios financieros específicos, como instituciones financieras, universidades y centros de formación profesional. En última instancia, gracias a la garantía, los beneficiarios finales podrán acceder a la financiación con más facilidad y en mejores condiciones.

La iniciativa se experimentará en 2020 con el objetivo de que sea un instrumento financiero europeo convencional después de ese año, en el próximo marco financiero plurianual de la UE (2021-2027). El Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión también prestará apoyo a la creación de capacidades para contribuir a la promoción del proyecto piloto.

El proyecto piloto de garantía para capacidades y educación tiene por objeto apoyar a los beneficiarios finales siguientes:

Las personas (estudiantes y aprendices) que deseen seguir estudiando y mejorando sus capacidades mediante la enseñanza académica, la formación profesional, el aprendizaje permanente y otras formas de educación, incluso por medios digitales. El proyecto piloto también apoyará la movilidad de estudiantes y aprendices que sigan programas educativos en Estados miembros distintos del de residencia.

Las empresas europeas que contribuyan a esas iniciativas de transformación de capacidades y las faciliten invirtiendo en la mejora del conjunto de capacidades de su mano de obra y en la utilización de esas capacidades. Esto ayuda a aumentar la competitividad y la productividad de la empresa, al tiempo que conserva el empleo.

Las organizaciones europeas activas en el ámbito del desarrollo de capacidades, la formación y la educación o el desarrollo de proyectos en el ámbito de la educación. Su objetivo es mejorar significativamente el ecosistema de la oferta de servicios de educación, formación y relacionados con las competencias, incluso por medios digitales. Se incluyen también en esta categoría los centros de educación infantil, las escuelas infantiles de segundo ciclo, los servicios de primera infancia y organizaciones similares.

Más información:

 


Indicaciones geográficas: un tesoro europeo por valor de 75 000 millones de euros

Según un estudio que publica la Comisión Europea, los productos agroalimentarios y las bebidas cuyas denominaciones están protegidas por la Unión Europea mediante «Indicaciones Geográficas» (IG) representan un volumen de ventas de 74.760 millones de euros. Más de una quinta parte de esta cantidad procede de exportaciones a terceros países. El estudio concluye que el valor de venta de un producto con denominación protegida es, como media, el doble que el de productos similares sin certificación.

Los alimentos europeos tienen fama de ser seguros, nutritivos y de gran calidad. Los métodos de producción tradicionales contribuyen al objetivo de la UE de convertirse también en referencia mundial en materia de sostenibilidad de la producción de alimentos.

Los regímenes de calidad de la UE tienen como objetivo proteger las denominaciones de productos específicos para promover sus características únicas, ligadas a su origen geográfico y al saber hacer atesorado en la región. Estas denominaciones de productos forman parte del sistema de derechos de propiedad intelectual e industrial de la UE, que los protege legalmente contra la imitación y la usurpación. Los productos agroalimentarios y los vinos están cubiertos por denominaciones de origen protegidas (DOP) e indicaciones geográficas protegidas (IGP), y las bebidas espirituosas por indicaciones geográficas (IG). La UE también brinda protección a las especialidades tradicionales garantizadas (ETG), que ponen de relieve los aspectos tradicionales de un producto, sin vincularlo con una zona geográfica específica. El valor de venta de los productos agrícolas y alimenticios etiquetados como ETG asciende a 2.300 millones de euros.

El estudio se ha basado en las 3.207 denominaciones de productos protegidas existentes en los 28 Estados miembros a finales de 2017 (a finales de marzo de 2020, el total de denominaciones protegidas ascendía a 3.322). El estudio concluye que el valor de venta de un producto con denominación protegida es, de media, el doble que el de productos similares sin certificación.

Según el estudio, hay un claro beneficio económico para los productores en cuanto a comercialización e incremento de las ventas gracias a la gran calidad de estos productos, su reputación y al hecho de que los consumidores estén dispuestos a pagar más por adquirir el producto auténtico.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • Valor de ventas significativo: en 2017, las indicaciones geográficas y las especialidades tradicionales garantizadas representaron conjuntamente un valor estimado de las ventas de 77.150 millones de euros, lo que representa el 7% del valor total de las ventas del sector europeo de la alimentación y las bebidas, estimado en 1,101 billones de euros en 2017. De esta cantidad, casi la mitad procedía de los vinos (39.400 millones de euros), el 35%, de los productos agrícolas y alimentarios (27.340 millones de euros) y, el 13%, de las bebidas espirituosas (10.350 millones de euros). De las 3.207 denominaciones de productos que se registraron en 2017 (tanto IG como ETG), el 49% eran vinos, el 43% productos agroalimentarios y el 8% bebidas espirituosas.
  • Una prima de valor superior para las ventas de productos protegidos: el valor de las ventas de los productos examinados en el estudio era, como media, el doble del valor de las ventas de productos similares sin certificación. La tasa de la prima de valor fue de 2,85 en el caso de los vinos, 2,52 para las bebidas espirituosas y 1,5 para los productos agrícolas y alimenticios.
  • Una política verdaderamente europea: todos los países de la UE cuentan con productos cubiertos por denominaciones protegidas a nivel de la UE que son exponentes del patrimonio culinario tradicional de sus regiones y un motor económico para el sector agroalimentario nacional.
  • Exportaciones de indicaciones geográficas: las indicaciones geográficas representan el 15,5% del total de las exportaciones agroalimentarias de la UE. Los vinos siguen siendo el producto más importante, tanto en términos de valor de ventas totales (51%) como de comercio exterior de la UE (50%). Estados Unidos, China y Singapur son los principales destinos de los productos con indicación geográfica de la UE y suponen la mitad del valor de las exportaciones de estos productos.

Para garantizar que la política de calidad de la UE siga cumpliendo su propósito lo mejor posible, del 4 de noviembre de 2019 al 3 de febrero de 2020 se inició una consulta pública en línea durante 12 semanas para recabar la opinión de las partes interesadas. Una de las principales constataciones fue que la mayoría de los encuestados se mostraron de acuerdo en que los regímenes de calidad de la UE benefician a productores y consumidores. El informe de síntesis ofrece una descripción detallada de los resultados de esta consulta pública.

Más información:

 

 


Erasmus+ durante el Covid-19: los eurodiputados piden más apoyo y claridad

Los 165.000 estudiantes que participan en el programa Erasmus+ y los 5.000 voluntarios en esquemas de la UE deben recuperar su dinero y mantener su estatus, según los eurodiputados.

En una carta remitida a la comisaria Mariya Gabriel, los miembros de la comisión de Cultura y Educación del PE señalan que la forma actual de comunicación de la Comisión, así como los diferentes enfoques y la falta de información de las agencias nacionales, no proporciona certeza sobre el reembolso de los gastos adicionales ni sobre la posibilidad de que los estudiantes Erasmus+ y los registrados en el Cuerpo de Solidaridad vayan a conservar su estatus.

Los eurodiputados también piden en la misiva garantías y apoyo para evitar que los estudiantes pierdan este curso y permitirles obtener los créditos académicos necesarios a través del aprendizaje virtual.

Desde la comisión parlamentaria de Cultura, también reclaman a la Comisión Europea que permita a los participantes en el Cuerpo de Solidaridad conservar su condición de voluntarios durante el tiempo previsto, incluso si el voluntariado se ha suspendido. De esa manera podrían completar el periodo previsto de servicio voluntario sin arriesgarse a perder ingresos, como ayudas para la manutención de los hijos, que están vinculados al estado de voluntario.

Los eurodiputados recomiendan, asimismo, redirigir las actividades de voluntariado suspendidas, y dedicar a los participantes a proyectos desarrollados por las autoridades nacionales para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

La carta apela, por último, a la Comisión para que desarrolle «una política clara, con comunicación clara y aplicada de manera coherente en los diferentes países”, dado que las personas y organizaciones afectadas “están muy preocupadas y necesitan sentir que la Comisión está de su lado».

España ocupa, según los últimos datos disponibles (del curso 2017-2018), el primer puesto en recepción de estudiantes dentro del programa Erasmus+, con 51.321. Es el tercer país emisor de estudiantes, con 40.226, sólo por detrás de Francia (47.811) y Alemania (42.398). España también está en los primeros puestos en otros ámbitos educativos del programa Erasmus+ (Educación Escolar, Formación Profesional y Educación de Personas Adultas).

El Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), dependiente del Ministerio de Universidades, ha notificado a las organizaciones beneficiarias de educación y formación y a los participantes en el programa las pautas a seguir sobre la movilidad de estudiantes Erasmus+. También se ha facilitado a los estudiantes diversos recursos de aprendizaje en línea propuestos por la Comisión Europea, por el Ministerio de Universidades y por el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Además, el SEPIE ha efectuado una encuesta para determinar la situación de los participantes españoles de Erasmus+, si habían decidido retornar o permanecer en el país de destino y si habían recibido asistencia. De las aproximadamente 15.000 respuestas recibidas, 1.100 personas manifestaron su intención de regresar.

 

 


Reutilización del agua para el riego agrícola: el Consejo adopta nuevas normas

La UE está tomando nuevas medidas destinadas a reducir el riesgo de escasez de agua para el riego de los cultivos. El Consejo ha adoptado mediante procedimiento escrito un Reglamento que facilitará la utilización de aguas residuales urbanas (agua regenerada) para el riego agrícola.

Estas normas ayudarán a Europa a adaptarse a las consecuencias del cambio climático. El Reglamento, del todo acorde con el concepto de la economía circular, mejorará la disponibilidad de agua y fomentará su utilización eficiente. Garantizar que haya suficiente agua disponible para el riego agrícola, en particular durante las olas de calor y las sequías más intensas, puede ayudar a evitar la pérdida de cosechas y la escasez de alimentos.

Habida cuenta de la disparidad de condiciones geográficas y climáticas entre Estados miembros, cada Estado miembro podrá decidir si procede o no el empleo de agua regenerada para el riego agrícola en todo o parte de su territorio.

La decisión implica que el Consejo ha adoptado su posición en primera lectura. Ahora el Reglamento debe ser aprobado por el Parlamento Europeo en segunda lectura, antes de que pueda publicarse en el Diario Oficial.

Más información:

 

 


Fondo Europeo de Defensa: La UE financia nuevos proyectos conjuntos de investigación e industria

La Comisión abre convocatorias de propuestas para financiar más de ciento sesenta millones de euros en proyectos industriales de defensa conjunta en 2020, y anuncia que se han seleccionado siete nuevos proyectos de investigación en defensa dotados con más de diecinueve millones de euros en el presupuesto de 2019.

Los proyectos se financian, respectivamente, en el marco del Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de Defensa, dotado con quinientos millones de euros para el período 2019-2020, y de la Acción Preparatoria sobre Investigación en materia de Defensa, que cuenta con un presupuesto de noventa millones de euros para el período 2018-2020. Estos programas son los precursores de un Fondo Europeo de Defensa plenamente desarrollado que promoverá una base industrial de defensa innovadora y competitiva y contribuirá a la autonomía estratégica de la Unión.

Con un presupuesto total de más de ciento sesenta millones de euros, las convocatorias de propuestas de 2020 incluyen doce categorías que reflejan las necesidades críticas de capacidades definidas en estrecha cooperación con los Estados miembros.

La Comisión busca propuestas de proyectos para el diseño, la creación de prototipos y el ensayo de contramedidas médicas frente a amenazas biológicas, radiológicas y nucleares (QBRN), tales como la inmunoterapia preventiva y terapéutica, que podrían ser beneficiosas para afrontar futuras crisis pandémicas, como a la que hoy se enfrentan Europa y el mundo. Las convocatorias también tienen por objeto aumentar las capacidades de la UE para detectar y contrarrestar los sistemas aéreos no tripulados, como los drones, en escenarios de defensa, y las capacidades de defensa y conciencia situacional cibernéticas de la UE, las redes y las tecnologías de defensa para un intercambio de comunicación e información seguros.

El programa incluye incentivos para la participación de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Al igual que en 2019, hay una categoría con un presupuesto de diez millones de euros plenamente dedicada a las pymes que puedan ofrecer soluciones de defensa innovadoras y orientadas al futuro.

La Comisión organizará una jornada de información para ofrecer orientación a los consorcios interesados sobre el proceso de presentación de ofertas y para fomentar la cooperación entre las entidades europeas a través de sesiones dedicadas a establecer contactos. La fecha exacta se comunicará en las próximas semanas.

Paralelamente, la Comisión está evaluando las solicitudes para la convocatoria de candidaturas de 2019.

Tras las convocatorias de propuestas publicadas en 2019, se han seleccionado siete nuevos proyectos de investigación en materia de defensa para su financiación en el marco de la Acción Preparatoria sobre Investigación en materia de Defensa, por un importe total de más de diecinueve millones de euros.

Los proyectos seleccionados se centran en tecnologías con un alto potencial innovador en el sector de la defensa, como la inteligencia artificial y las tecnologías cuánticas, así como tecnologías de defensa críticas para la guerra electrónica y normas de interoperabilidad para sistemas militares no tripulados.

Entre los consorcios que presentaron las propuestas seleccionadas incluyen sesenta y cinco integradores de sistemas punteros europeos, fabricantes de equipos originales, empresas de mediana capitalización y pymes de tecnología punta e institutos de investigación situados en quince Estados miembros de la UE.

Más información:

Más información sobre comunicaciones previas de la industria de defensa

 

 


CONVOCATORIAS Y PROPUESTAS

Proyecto piloto acceso a la financiación personas y organizaciones que deseen invertir en capacidades y educación

Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas. Proyecto piloto destinado a mejorar el acceso a la financiación para las personas y las organizaciones que deseen invertir en capacidades y educación. Convocatoria de manifestaciones de interés para la selección de intermediarios financieros. La fecha límite para la presentación de la expresión de interés es el 31 de octubre de 2020 | W3 Fondo Europeo de Inversiones, 14.4.2020

eTranslation, la plataforma de traducción automática de la Comisión, disponible para todas las pymes europeas

eTranslation es una plataforma desarrollada por la Comisión Europea, que ofrece un servicio de traducción automática en línea y de última generación, utilizando los recursos que ofrece la inteligencia artificial. Todas las pymes europeas pueden utilizar ya esta herramienta de manera totalmente gratuita.

eTranslation garantiza la confidencialidad y seguridad de los datos que recibe. Las instituciones de la UE y las Administraciones Públicas nacionales lo utilizan a menudo y con confianza, sobre todo con fines informativos

Para empezar a utilizar la plataforma las pymes solo tienen que inscribirse en el sitio web específico de la Comisión.

 


ACTIVIDADES

Continúa la actividad a pesar de “quedarnos en casa”

El enlace Europe Direct sigue atendiendo a sus usuarios a través del teléfono, la web y las redes sociales por medio de las que ofrece información de ámbito europeo sobre la actual crisis.

Su personal está en contacto con todos sus socios a nivel local y europeo para adaptar el programa de proyectos y actividades a la nueva situación, entre ellos la Comisión Europea, la Junta de Andalucía, los centros europeos y españoles de la Red Europe Direct y entidades y colectivos educativos, sociales y culturales en España y en otros países de la UE.

Por otro lado, ha puesto ya en marcha iniciativas ad hoc para ofrecer espacios de debate a los jóvenes mirando hacia el futuro, que al mismo tiempo permiten a los interesados mejorar sus competencias en inglés, ello a través de tándem de conversación, una iniciativa para la cocreación de vídeos y de encuestas online, que se complementarán con una oferta de intercambios virtuales a nivel europeo. Para ello, la coordinadora del Europe Direct está siguiendo una formación online ofrecida por la Comisión Europea a través de su programa piloto «Virtual Exchange».

Share via
Copy link
Powered by Social Snap